Escrito por: franquicia comentarios: 0 0 Post Date: 5 septiembre, 2019

En los últimos años la cultura del emprendimiento ha tomado mayor relevancia debido tanto a cuestiones sociales, políticas, económicas, culturales, psicológicas entre otras. Con ello más personas han tomado la decisión de abrir su propia empresa y salir adelante por sus propios medios, a decir verdad suena más sencillo de lo que es, la realidad es que crear un modelo de negocio que sea rentable en un mercado en constante cambio no es nada fácil.

A pesar de ello, hoy en día existe una gran variedad de modelos de negocio exitosos aprobados, los cuales buscan dar el siguiente paso hacia la expansión; para lo cual existen diversas alternativas, una de ellas es desarrollar su propia franquicia.

En ocasiones los emprendedores están ávidos de franquiciar su negocio, pero no cuentan con la asesoría tanto legal como institucional para llevarlo a cabo, por ello a continuación se mencionan algunas de las cuestiones legales que se tienen que tomar en cuenta y ser conscientes de ellas al momento de tomar la decisión de franquiciar:

 

  • Contar con contrato escrito de licencia de uso de marca.
  • Know How bien definido, para lograr la estandarización.
  • Transmitir conocimientos y procesos a quien adquiera la franquicia.
  • El franquiciante proveerá asistencia técnica al franquiciatario.
  • Correcta protección de la confidencialidad y no competencia
  • Entregar al franquiciatario prospecto la COF (Circular de Oferta de Franquicia) 30 días antes de la firma del contrato de franquicia.
  • Los derechos y obligaciones de las partes (tanto franquiciante como franquiciatario) deben ser claros, estar medidos y plasmadas las consecuencias en caso de incumplimiento.
  • Celebrar un contrato de franquicia por escrito.

 

Tal vez parece que es difícil llevar a cabo dicho proceso, pero la realidad es que si se cuenta con el acompañamiento de profesionales el desarrollo es más sencillo. Además de los medios tanto monetarios como de toma de decisiones, es importante resaltar la importancia de recibir asesoría y consultoría que sirva como guía en la creación o consolidación de una franquicia; con la finalidad de generar un modelo de negocio exitoso y rentable para el mercado.