Escrito por: Direccion comentarios: 0 0 Post Date: 26 noviembre, 2019

 

 

 

 

 

Los objetivos SMART son específicos, medibles, alcanzables, relevantes y con una temporalidad.

Representan tus propósitos de manera concreta y permiten analizar los desempeños de cualquier área de tu empresa.

SMART (inteligente) es un acrónimo que hace referencia a cada una de las características que debe tener un buen objetivo.

  • Specific (específico)
  • Mensurable (medible)
  • Achievable (alcanzable)
  • Relevant (relevante)
  • Timely (temporalidad)

En lo particular cada característica representa:

Específico

Un objetivo específico se restringe a un aspecto, acción o tarea determinada de la empresa.

Medible

Se debe poder medir de forma cuantitativa. De otra manera, no es posible interpretar si los resultados están dentro de lo esperado. Además, es necesario contar con los medios para evaluarla en las temporalidades establecidas.

Alcanzable

Por alcanzable nos referimos a un objetivo que sea perfectamente realizable en las condiciones que la empresa ofrece. Es muy importante plantearse metas realistas, teniendo en cuenta que sobre la base de su cumplimiento se puede, luego, apuntar más alto.

Relevante       

Un objetivo relevante es aquel que está en línea con los objetivos generales del negocio. No tiene sentido plantearse acciones cuyos resultados no sean subsidiarios de alguno de los objetivos generales que la empresa tiene en su plan de desarrollo.

Temporal

Significa que están limitados a un tiempo determinado. El tiempo que se asigna a un objetivo puede provocar que no sea realizable, o puede dificultar su cumplimiento. Por eso, cuando planteamos un objetivo de este tipo siempre debemos tener en cuenta el lapso.