Escrito por: franquicia comentarios: 0 0 Post Date: 29 agosto, 2019

Para las empresas, es fundamental tener una estrategia bien delimitada y definida de cuáles son sus objetivos, para así lograr éxito y crecimiento. Lo anterior es primordial para identificar sus fortalezas y áreas de oportunidad.

Si bien medir el desempeño de una empresa no es fácil, lo más importante a la hora de realizarlo es tomar en cuenta todas las áreas funcionales que conforman la empresa de manera conjunta. Con ello, aseguramos que tanto el departamento de ventas, finanzas, marketing, desarrollo y más estén alineadas a los objetivos generales de la empresa y en tanto sus resultados sean medibles de igual manera.

Ahora bien, la pregunta surge nuevamente, ¿cómo mido los resultados de mi empresa? Para medir los resultados de una empresa es necesario definir los llamados Indicadores Clave de Rendimiento o KPI (Key Performance Indicator), los cuales  nos serán de utilidad para definir las métricas adecuadas según sea el caso o departamento al que se aplique, aquí algunos ejemplos:

 

  • Número de clientes y su desempeño
  • Nuevos clientes
  • Total de ticket promedio
  • Presencia de marca en Redes Sociales
  • Tasa de conversión de e-commerce
  • Número de prospectos por mes
  • Entre otros

 

 

Los ejemplos anteriores, muestran solo algunas aspectos que se podrían convertir en los KPI’s de tu negocio, recuerda estos se definen de acuerdo a las necesidades y áreas funcionales de tu empresa.

A través de ellos podrás obtener información relevante de acuerdo a los resultados que se obtengan en un periodo de tiempo que tu delimites para cumplirlos, como por ejemplo si quieres conocer los ingresos por ventas que obtuviste, el margen beneficio bruto o los ingresos por periodos delimitados.

Es importante mencionar que para medir los resultados de un negocio no solo se debe enfocar los esfuerzos en cuánto se vende, sino también en qué valor se les está entregando a los clientes y cómo se está incentivando al personal; por ello a continuación te compartimos tres aspectos claves que debes de tomar en cuenta a la hora de medir los resultados de tu negocio:

 

  • Define tus propios KPI´s y estrategia: si bien quieres medir primero tienes que identificar cuáles son los aspectos que deseas medir y cómo lo vas a realizar.
  • Gestiona el desempeño de todo tu personal: esto incluye a todos los que son parte de la empresa sin importar rango ni cargo, ya que todos son parte de la cadena para entregarle valor a los clientes.
  • Revisa y replantea constantemente tu estrategia: esto no quiere decir que la primera vez que se establezcan los objetivos será la única vez que se llevará a cabo, ni que con esto los resultados vendrán por si solos. Es importante monitorear periódicamente los resultados para hacer ajustes en caso de ser necesario.

 

Recuerda lo importante no es cómo midas los resultados de tu negocio, sino que lo hagas para llevar un seguimiento de tus objetivos y reconocer cuando no estés llegando a ellos, lo anterior con la finalidad de tomar decisiones en el momento preciso para llegar a la meta que tanto anhelas.