Escrito por: franquicia comentarios: 0 0 Post Date: 21 marzo, 2019

Como sabemos, las franquicias son modelos de negocios que replican los procesos de operaciones que ya fueron probados y son rentables, por lo que las posibilidades de llegar al éxito, son mayores. Sin embargo, pueden existir excepciones que en lugar de llevarte a la cima, te llevan al fracaso.

A continuación, te presentamos algunas puntos que debes evitar para que así logres que tu franquicia vaya por el camino correcto.

  1. Mala ubicación del local: esto debe cuando no se realiza una investigación de mercado para la selección y autorización del punto de venta, por lo que termina siendo culpa tanto del franquiciatario, como del franquiciante.
  2. Deficiente transmisión del Know how: no logra transmitirse de la forma correcta, no hubo cumplimiento de capacitaciones ni entrenamientos. Tener los manuales incompletos y/o desactualizados, el desinterés del franquiciante, la mala capacitación o la constante rotación de personal son factores que también afectan.
  3. Falta de supervisión y de asistencia técnica: sucede cuando el franquiciante no atiende o brinda apoyo a la franquicia. . Así como también, cuando el franquiciatario deja de rondar la franquicia, descuida sus operaciones y la administración la deja en manos del personal.
  4. Proyecciones financieras erróneas: se da cuando el franquiciante le brinda los franquiciatarios, cifras con grandes ingresos inversiones y gastos subestimados, proyecciones y retornos de inversión con mal cálculo. De esta manera no solo incumple con las expectativas, sino con la viabilidad real del proyecto.
  5. Mala gestión de administración: si el franquiciatario desarrolla malas prácticas administrativas, afecta a las finanzas de la franquicia.
  6. No evolucionar: si la franquicia no adecua su imagen corporativa o no se actualiza a las nuevas tendencias del mercado con herramientas operativas, jurídicas, financieras y comerciales, se percibe como un negocio que no evoluciona e innova.

También debemos tener en cuenta que existen otros factores como el entorno económico y social, la inseguridad y la corrupción que pueden llegar a afectar a tu franquicia.