Escrito por: franquicia comentarios: 0 0 Post Date: 22 abril, 2019

Uno de los temas más temidos al momento de hablar de franquicias es la inversión. Realmente no debería ser algo que te preocupe si sabes cuáles son tus límites y el capital con el que cuentas para hacer estas inversiones.

Si deseas adquirir una franquicia debes tomar en cuenta algunos gastos de la inversión total. Debes saber que la inversión se divide en varias partes y usualmente cuando preguntas por el costo de la franquicia debes tomar en cuenta que unos valores son precisos, como la cuota de franquicia, y otros son estimados, como la adecuación de un local; ya que estos últimos pueden desfasar el capital que tenías contemplado.

La cuota de franquicia es el pago que hacemos por los derechos de la marca y el conocimiento, y son un valor ya determinado. Por otro lado, está la inversión de la franquicia, la cual incluye costos que, muchos de ellos, dependen de factores externos al franquiciante. Dentro de estos costos pueden entrar remodelaciones de local, mobiliario y equipo, permisos, entre otros.

Teniendo esto en cuenta, debes considerar una cantidad de dinero que sea el colchón para cualquier imprevisto, por lo que si tu presupuesto es de 1 millón, será importante que consideres franquicias con costos menores a este. De esta manera, te estás asegurando de no rebasar el dinero que tienes contemplado para esta inversión.

Es de suma importancia que cuando preguntes por cotizaciones o precios preguntes también qué incluyen, ya que puede que una franquicia parezca costar más pero dentro de este costo ya incluye casi todos los gastos y otra que sea más barata, en realidad sea un aproximado y no el costo real.