Escrito por: franquicia comentarios: 0 0 Post Date: 1 abril, 2019

Dentro de las mayores dudas que se crea un emprendedor son: ¿cuándo es momento de expandirse?, ¿cómo le hago para dar este paso?, ¿es realmente lo que necesita mi negocio?, ¿ya no seré dueño de mi empresa?

Las respuestas a cada una no son fáciles, se necesita mucho análisis y asesoría de personal capacitado y experto en este tema, pero no te asustes, nosotros podemos ayudarte.

Es importante que primero tomes en cuenta que no es necesario un tamaño específico de tu empresa para decidir dar el paso. Lo importante es que cuentes con un plan de negocios completo y así puedas cumplir con los requisitos que implica convertirse en franquicia. Uno de esos pasos especiales es el registro de marca, del cual hablamos en alguno de nuestros blogs pasados.

Más allá de las cuestiones legales, decidir convertir tu negocio en franquicia significa que tu plan de negocios ya está funcionando y esto lo sabes gracias a los años de experiencia, así como los resultados económicos que has tenido. Una franquicia te permite llevar tu negocio a otras partes de México e incluso internacionalizarlo, sin necesariamente ser tú quien tiene que llevar todo este proceso. Se trata de compartir responsabilidades sin perder el derecho y la pertenencia de tu negocio.

En franquiciatunegocio manejamos los criterios RITMMO para identificar un negocio franquiciable. Estas son las características que ya debería tener tu negocio:

  1. Rentable: No puedes franquiciar un negocio que todavía no tiene buenos ingresos.
  2. Identidad corporativa: Es necesario que cuentes con una imagen y todos los elementos que pueden identificar a tu marca, desde el nombre hasta slogan y papelería.
  3. Transmisible: Tu empresa debe completar todos los requisitos y no tener ningún problema legal o económico para poder ser transferida a otros dueños.
  4. Mercado potencial: Como mencionamos anteriormente en alguno de nuestros blogs, es importante que tengas identificado al 100% quién será tu comprador.
  5. Marca registrada: Tu marca debe ser única y sólo tuya. Para más información visita nuestro blog de cómo registrar tu marca.
  6. Operando: Si cuentas con todos los requisitos anteriores significa que tu empresa ya se encuentra trabajando y es estable para ser franquiciada.

Nosotros somos expertos y hemos ayudado a muchas empresas a compartir el éxito de su negocio por medio de las franquicias. Debemos advertirte que no es un proceso que se hace de la noche a la mañana, pero valdrá la pena, así que si te sientes listo contáctanos y te asesoramos.